Cómo conseguir un acabado vintage en las tarjetas de visita

tarjetas-de-visita

Series como Mad Men han hecho que el mundo vintage se ponga de moda en las oficinas. La gomina, el traje con chaleco o las tarjetas de visita son un claro ejemplo de este estilo que ha vuelto a las grandes empresas de todo el mundo.

En este artículo nos vamos a centrar en las tarjetas de visita. Un producto económico y que todo empleado tiene pero que puede marcar la diferencia entre un gran contrato o una llamado que se pierde. Si tu tarjeta llama la atención tienes muchas opciones de que te llamen, de ahí que veamos una oportunidad muy interesante aprovechar esta tendencia para conseguir unas tarjetas de visita vintage y lograr impactar a la otra persona.

La iconografía es fundamental para conseguir este objetivo. Una máquina de escribir si somos periodistas, una cámara antigua si somos cámaras o un maletín desgastado pero elegante si somos directores pueden dar ese toque vintage a nuestras business cards. Esto, junto a un fondo en tonos pastel por una cara y la información en otra cara nos deja un resultado realmente interesante como se puede ver en esta composición creada para Moo.

Como hemos comentado, hacer estas tarjetas en buena calidad no es algo que sea excesivamente caro. De hecho hoy en día se pueden hacer tarjetas de visita online por un precio no superior a los 0,50€ la unidad en calidad muy alta. Aunque para estas tarjetas vintage si se recomienda que la calidad sea alta con un papel duro y con algo de mate para que se aprecie bien el icono.

Y con esto tan sencillo conseguiremos una tarjeta vintage para nuestro negocio. Si el texto no os ha quedado claro en la imagen se ve de una forma muy sencilla cómo lograrlo con tan solo un icono, un fondo en tonos pasteles y un texto en una fuente que no sea demasiado futurista.

Si por el contrario buscáis algo más profesional y os interesa el campo del diseño gráfico, me gustaría recomendaros una muy buena escuela en diseño gráfico, fotografía, animación de personajes, se trata de Coco School, allí podréis aprender desde lo más básico a la hora de diseñar hasta las técnicas más complicadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *