Telas vintage para tus vestidos más modernos

telas vintage

Se lleva lo vintage en la ropa, pero sin renunciar a los materiales más actuales. Por eso, si acudes a comprar telas vintage encontrarás estampados típicos de los años cincuenta, de los sesenta o de los setenta pero en telas actuales, con lycra incluida.

Así, se pueden realizar vestidos que recuerdan a los que llevaban las pin-ups, por ejemplo, pero sin tener que dejar de respirar para que la tela se pegara a la cintura como una segunda piel. Los tejidos elásticos típicos de esta época al servicio de los cortes de los años cincuenta, tan femeninos y favorecedores.

Para darse una mejor idea de lo que estamos hablando, les recomiendo visitar esta página web que vende telas vintage en Madrid y que tiene un catálogo muy inspirador.

Ropa muy femenina y muy cómoda

Si lo que de verdad te gustan son los vestidos florales que podías ver en muchas películas del cine clásico, también puedes vestirlos pero con las ventajas de las telas de hoy en día. Ya no tienes que ser esclava de la ropa, sino que ella se adapta a ti y a tu ritmo de vida.

En lugar de tener que llevar telas muy complicadas de planchar y vuelos que necesitaban de varias combinaciones por debajo para que pudieran marcar cintura y tener un poco de gracia, ahora podrás vestir mucho más sencilla, con telas agradables y vaporosas que darán volumen a la falda sin tener que llevar varias capas de tela encima.

La ropa de los setenta y sus ventajas

También hemos visto como la ropa de los setenta y de los ochenta ha vuelto con fuerza. Un ejemplo son los monos que ya llevamos un par de años viendo por las calles cada vez con más fuerza, tanto en sus versiones cortas como largas.

Un truco para que la ropa te siente mucho mejor es adaptar también la ropa interior a cada tipo de vestido. Por ejemplo, los de corte de años cincuenta clásicos requieren de sujetadores al estilo de los llamados cruzado mágico, los cuales contribuyen a una forma del pecho más triangular y muy característico de las fotos de la época.

Para lucir un mono con todo el estilo puedes optar por las braguitas de corte alto, que no se marcan prácticamente debajo de esta ropa. Un truco es que aunque las braguitas sean vintage, sus tejidos sean modernos para que puedas adaptarlas bien al cuerpo e incluso usar modelos sin costuras.

Los complementos y el maquillaje también ayudan a conseguir un mejor resultado y un look retro muy atractivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *