Cómo restaurar un Mueble Vintage

restaurar muebles vintage

Una manera muy sencilla de darle un toque vintage a nuestra casa es comprar un mueble viejo de madera. Puede ser una mesita, un armario, un cabecero, un escritorio, etc. Las opciones son infinitas, todo depende de la estancia que vas a decorar.

El problema con estos muebles vintage es que, aquellos que están bien conservados o ya restaurados suelen ser muy costosos. Si tu presupuesto no te da para tanto, no tires la toalla, la solución está en el mercado de segunda mano. Bien sea en un mercadillo, en una tienda de muebles de segunda mano o en alguna web, puedes encontrar verdaderos diamantes en bruto. Y cuando digo “diamantes en bruto” lo digo en sentido literal, porque suelen estar escondidos bajo capas y capas de pintura, con golpes, ralladuras y demás daños que han acumulado durante años de uso.  Pero que eso no te detenga, aquí te ayudamos para que restaurar tu nuevo mueble de madera sea simple y divertido.

Vamos paso a paso:

Paso 1.-

El primer paso es siempre quitar la vieja pintura o el viejo barniz, según sea el caso. Este paso es importante para que tu trabajo quede limpio y “hecho como un profesional”.

Si el mueble es pequeñito (un escritorio, una cómoda o una mesita) o no está pintado ni barnizado, puedes optar por usar una lija suave por todo el mueble siguiendo el mismo sentido de las líneas de la madera

Si ya hablamos de un armario o una mesa grande, o de un mueble de estos que acumulan pintura sobre pintura; lo de lijar resulta un poco engorroso. En este caso tendrás que usar un decapador, bien sea químico, que es como un disolvente que le aplicas al mueble para que afloje la vieja pintura, o un decapador eléctrico, que es como un secador de pelo que hecha aire súper caliente y va derritiendo y aflojando la pintura para que sea más fácil quitarla. Yo prefiero este último, es más limpio y a mí me resulta más fácil de usar. Eso sí con mucho cuidado que la pistolita hecha aire a 300 grados al menos.

Paso 2. –

Luego de que tienes tu mueble “virgen” de pintura y barniz, procedes a pintarlo con una capa de imprimación o selladora especial para madera, este será el color base, así que si quieres darle color a tu mueble busca una pintura selladora que también tenga color, si tienes dudas te recomendamos esta guía de colores 7 colores vintage básicos.

Paso 3. –

Una vez seca esta capa, procedes a darle color, bien sea aplicando otra capa de pintura (no te olvides de lijar suavemente entre capa y capa, para darle un mejor acabado) y terminando con un barniz para proteger tu mueble y darle brillo. Un truco para evitar el barniz es usar una pintura brillante y que a su vez contenga polímeros, lo cual la hace más resistente, infórmate en tu tienda de pinturas. Otra manera de darle un acabado vintage a tu mueble y es uno que a  mí me gusta mucho, es el llamado chalk Paint.

Pero eso es para otro post…

Espero que te haya gustado nuestro micro tutorial de cómo restaurar un mueble vintage o retro. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *