Consigue el mejor estilo vintage para tu dormitorio

dormitorio con estilo vintage

Una de las claves para lograr un buen dormitorio vintage está en los detalles. Una de las máximas de este tipo de decoración está en saber reciclar objetos con clase y cierta historia a sus espaldas, mezclándolos con algún elemento nuevo que le confiera un uso totalmente diferente del original para el que fueron creados.

Y un ejemplo lo tenemos en los espejos. En cualquier dormitorio es imprescindible un espejo y crear uno totalmente personal y diferente le va a dar a la habitación un gran toque de personalidad.

Dormitorio y Feng Shui

Como hemos dicho, para nosotros es imprescindible tener espejos en el dormitorio, pero estos no se llevan demasiado bien con el Feng Shui. Si sigues estas tendencias japonesas, una solución es cubrir el espejo de una manera original.

Una buena idea es reciclar una pequeña ventana con contraventanas de madera. Si consigues una de tamaño adecuado puedes pintarla dándole un acabado envejecido y comprar un espejo a medida en un establecimiento de cristaleros en Madrid.

El espejo puedes pedir que te lo coloquen directamente en la pared y colocar la ventana a su alrededor, como si fuera un marco. Al abrir las antiguas contras, podrás disfrutar de vistas a tu espejo y tanto abierto como cerrado, será una bonita y original decoración para la habitación.

Aprovecha una columna y crea un cambiador

Otra opción original es que si en tu dormitorio sobresale una columna, la forres en espejo hasta cierta altura. Si te apetece, haz que el espejo esté dibujado a su alrededor con alguna cenefa. A continuación puedes colocar un biombo de aspecto antiguo creando una pequeña zona para cambiarse de ropa.

Puedes completar el conjunto, según espacio, con una silla o butaca antigua con patas de madera labradas y un colgador a juego. Una forma original y muy decorativa de sacarle partido a un elemento, como la columna, que en principio desentonaba con el conjunto.

Recicla un antiguo marco

Si eres de los que disfrutan visitando mercadillos de segunda mano, seguro que encuentras fácilmente algún viejo cuadro, con una pintura horrible pero un marco lleno de posibilidades. No dudes en hacerte con uno que te guste y darle una segunda vida.

Tan solo tendrás que reparar los posibles daños, eliminar la pintura, y colocar en su lugar un espejo hecho a medida para ese marco. El resultado será totalmente diferente y único, un espejo que solo tú tendrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *